Registrarse en bet365

*Bono sujeto a términos y condiciones

Representación de las cuotas: Europea, Inglesa y Americana

Cuotas de las apuestas deportivas

Los eventos deportivos han tenido una trayectoria más que exitosa a lo largo de todo el siglo XX, llegando a nuestros días con una afición por parte dela población más que notable, siendo estos eventos de los más influyentes en el día a día de los ciudadanos. Es por ello que la realidad de las apuestas deportivas no hace más que ganar adeptos a diario, siendo una tarea que se encuentre presente en la vida cotidiana de gran parte de los aficionados a los deportes. No obstante, las apuestas deportivas se viven con más o menos euforia y tienen más o menos aceptación en función del país en el que nos encontremos. El país pionero en lo relativo a las apuestas deportivas fue el Reino Unido, pero en la actualidad España es uno de los países en los que la aceptación de este tipo de apuestas va en aumento, ganando aficionados prácticamente a diario.

Uno de los elementos esenciales para comprender cómo realizar las apuestas deportivas son las cuotas. Este elemento, la cuota, es el índice que nos enseña cuál es la cantidad que nos deberá pagar la casa de apuestas por cada euro que hayamos invertido como apuesta en el caso de que nuestra predicción haya resultado acertada para un determinado evento deportivo. Así, cuanto mayor sea la cuota, mayor será el pago que recibiremos por parte de la casa de apuestas si acertamos el resultado. La cuota también nos enseña, aunque de forma indirecta, la probabilidad que tenemos nosotros, como apostantes, de acertar un determinado pronóstico, ya que muestra el porcentaje que crean los participantes con sus apuestas de que un determinado equipo o jugador gane el encuentro. Los pronósticos que cuentan con cuotas pequeñas son los que son más fáciles de ganar, mientras que los que presentan cuotas de pago altas es porque acertar dicho resultado será bastante complicado.

Por lo tanto, la cuota será la cantidad por la que se multiplicará nuestra apuesta para un determinado evento deportivo, siendo ésta más o menos alta en función del índice de dificultad de acertar el resultado. Por lo tanto, mayor dificultad dará como resultado una cuota mayor.

Las cuotas se representan de diferente manera dependiendo del lugar del mundo en el que nos encontremos. Así, podemos encontrarnos con una representación de cuotas decimal, una representación de cuotas fraccionaria y una representación de cuotas americana. Pasamos a analizar brevemente en qué consisten estas representaciones.

  • Cuotas decimales

    Cuotas decimales. Es la forma de representación de cuotas más común, la que mayor número de veces veremos en las casas de apuestas, ya que se emplea prácticamente de forma universal por todas ellas. Este tipo de representación nos indica el número de unidades de monedas a cobrar por cada una que hayamos apostado, utilizando los números decimales para ello.

    Ejemplo: El equipo A vence con una cuota de 1,90. Si apostamos 10 euros por dicho resultado y conseguimos acertar, obtendremos un cobro total de 19 euros (10€ x 1,90 = 19€). No obstante, nuestras ganancias serán de 9 euros (19€ - 10€ = 9€).

  • Cuotas fraccionarias

    Cuotas fraccionarias. Es la forma de representación de cuotas que se utilizaba de forma originaria por parte de las casas de apuestas inglesas, que fueron las primeras en comercializar el negocio de las apuestas deportivas. Este sistema de representación está ya prácticamente en desuso. Lo que indica son las ganancias que obtendrá el apostante a través de una fracción.

    Ejemplo: El equipo A vence con una cuota de 1/3. Si apostamos 10 euros por este resultado y conseguimos acertar, obtendremos unas ganancias totales de 10 x 1/3, lo que es igual a 3,33 euros, lo cual se sumará a nuestros 10 euros apostados.

  • Cuotas americanas

    Cuotas americanas. Es la forma de representación que se utiliza por parte de los americanos. Emplea cuotas positivas y negativas, lo cual hace que sea un sistema poco intuitivo. Las cuotas positivas nos mostrarán las ganancias totales que podremos obtener para una apuesta concreta de 100. Por el contrario, las cuotas negativas nos mostrarán la cantidad que deberemos apostar para que consigamos una ganancia total de 100.