Registrarse en bet365

*Bono sujeto a términos y condiciones

En las apuestas de natación siempre hay sorpresas

La natación es uno de los deportes con más reconocimiento, sobre todo en competiciones internacionales como los Juegos Olímpicos. La historia de la natación se remonta al año 1937 en Gran Bretaña donde se celebraron los primeros campeonatos de natación a nivel nacional. A finales del siglo XIX, se extiende llegando al resto de Europa, Australia, Nueva Zelanda y Estados Unidos.

Los primeros Juegos Olímpicos donde la natación formaba parte de las disciplinas olímpicas fueron los Juegos Olímpicos de Atenas de 1986. En estos juegos solo se competía en la modalidad masculina, no fue hasta 1912 cuando se incorporó la categoría femenina.

La Federación Internacional de Natación se creó en 1908 y desde entonces se encarga de regular de este deporte a nivel internacional.

La natación como hemos apuntado anteriormente se ha convertido en uno de los deportes que más interés despierta dentro de unos Juegos Olímpicos. Muchas leyendas del deporte son grandes nadadores. Aunque la natación no mueve tanta afición como el fútbol, dispone de un gran reconocimiento a nivel mundial.

Dentro de la natación hay diferentes pruebas o carreras. Atendiendo al estilo de nado se distingue los siguientes estilos: estilo libre, espalda, braza o pecho y mariposa.

El estilo libre es el que más fama y distancias de competición tiene. Hay pruebas de estilo libre de la siguientes distancias: 50 metros, 100, 200, 400, 800, 1500 y 3000 metros. Del resto de modalidades de nado destaca mariposa y espalda.

Las pruebas de relevo en natación generan gran expectación. El número de nadadores por equipo que participar en una carrera de relevos son cuatro. Las distancias de las pruebas de relevos son: 4x50 metros, 4x100 metros y 4x200 metros.

Por último, destaca la prueba de estilos, en la que el nadador recorre una distancia de 100, 200 ó 400 metros combinando todos los estilos de nado en el siguiente orden: mariposa, espalda, braza y estilo libre.

Muchos nadadores se han convertido en leyenda con el paso de los años. Algunos de ellos son: Martín López Zubero, Alexandr Popov, Kristin Otto, Ian Thorpe y cómo no, el mejor nadador de todos los tiempos, Michael Phelps, que se ha convertido en el deportista con más medallas olímpicas de la historia. Hasta día de hoy, Michael Phelps ha ganado 22 medallas con tan solo 27 años. Sin duda, la figura de Michael Phelps ha sido uno de los motores que ha situado a la natación entre las disciplinas deportivas con más prestigio.

En natación la apuesta más popular es apostar al ganador de la prueba. En las pruebas de natación también se ofrecen apuestas a colocado, que funcionan igual que en la hípica o el motor, con las que se puede apostar a que un nadador quedará entre los 3 primeros por ejemplo.

Otra apuesta de natación interesante es la posibilidad de apostar a que se batirá un record en una prueba. En casi todos los Juegos Olímpicos se bate algún record, por tanto, estas apuestas son muy interesantes ya que normalmente tienen cuotas muy altas.

Cuando se hacen apuestas en natación es fundamental prestar atención a la distancia de la prueba, ya que hay nadadores que son muy buenos en distancias cortas pero no lo son tan buenos en pruebas largas y al contrario.